Linux para las masas

Primero te ignoran. Luego se rien de ti. Luego pelean contigo. Y entonces ganas. Gandhi

Ahora le toca al Sol

leave a comment »

Me pareció bueno así que decidí compartirlo

Por. Jorge G. Conte Burrell

Durante la última semana hemos sido testigos de la aversión global a las plantas nucleares por su fragilidad, su radiación mortal y sus desechos tóxicos, derivados de la situación de la planta de Fukushima, en Japón. También hemos visto la reacción de gobiernos como el alemán y el estadounidense de revisar y cerrar aquellas plantas que presenten peligro por su edad y su ubicación, privilegiando las energías alternativas como fórmula para cerrar la brecha de generación eléctrica y el crecimiento.

Los gobernantes de varios países se reunieron en Cancún, en diciembre pasado, pero no llegaron a un acuerdo para el manejo de los impactos del cambio climático y sus consecuencias; a pocos días, la naturaleza desató su poder y nos dejó las consecuencias pronosticadas por científicos y ambientalistas desde hace más de 10 años. El recurso agua, considerado el más vital por su importancia para la vida y las actividades humanas, ha sido ignorado por todos, de ahí la dificultad de producirla y distribuirla, y ahora pagamos el precio del mercado por esta miopía.

Ahora le toca al Sol; la masa brillante que nos da luz y calor se ha convertido en el recurso más importante y sostenible de energía renovable, amigable con el ambiente y con los bolsillos de gobiernos, empresarios y consumidores, quienes implementan políticas, tecnologías y soluciones masivas e individuales para su aprovechamiento, en empresas, casas y facilidades públicas, tanto en áreas alejadas como las zonas urbanas más pobladas.

El Gobierno otorgó en 2010, según fuentes oficiales, $882 millones en subsidios para los diputados, para empresas como las compañías de gas; para clientes de empresas eléctricas, que consuman menos de 600 Kw mensuales (95% de la población), y para empresas exportadoras inestables y poco competitivas. Estos subsidios al consumo, en su mayoría, sirven para hacer politiquería de corto plazo, pero no construyen un país sostenible en el mediano ni largo plazo.

Es hora de reorientar parte de la subvención estatal (con nuestros impuestos) a la creación de un “subsidio solar” de $15 millones anuales (40% del costo de los equipos, impuestos e instalación), y destinarlo a la creación de un nuevo sector económico ($37 millones anuales) que permita invertir en la producción masiva de energías renovables, para la creación y consolidación de empresas de generación de energía solar, que creen empleos bien pagados y que construyan una infraestructura de generación de energía amigable con el ambiente, gratuita y sostenible.

Estas nuevas formas de “cosechar” la energía ayudarán a reducir las emisiones de CO2, el uso de fuentes fósiles (gas y petróleo), a eliminar la producción de energía a partir del carbón, considerado altamente tóxico por sus emisiones de mercurio; a bajar en varios millones de dólares al año la cuenta por gasto de energía; a eliminar la dependencia del petróleo de los países en conflicto, y a frenar la destructiva producción nacional de hidrocarburos. Más temprano que tarde, tendremos que pagar las consecuencias del cambio climático, la contaminación ambiental y el precio del mercado por una energía contaminante y cara.

Written by scrooge_74

marzo 21, 2011 a 4:03 pm

Publicado en comentarios, Otros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: